El vino y el ocio nocturno

El vino y el ocio nocturno

Ya no nos sorprendemos de la variedad de licores que podemos encontrar en todos los establecimientos de ocio nocturno. En locales de copas y discotecas disponemos de una barra muy bien surtida con multitud de ginebras, rones y whiskys, pero en ninguno o muy pocos te ofrecen poder pedir una copa de buen vino. Es un problema de mercado, oferta y demanda, desgraciadamente la juventud española no tiene cultura enológica, no le interesa el vino, creen que es una bebida para personas mayores y de eso la culpa la tenemos todos los que nos movemos alrededor de la enología. Debemos transmitir los valores y fomentar el consumo responsable de un producto saludable como es el vino.

El consumo del vino en España no deja de caer año tras año, hay quien lo achacara a la crisis o a los controles de alcoholemia, pero el hecho es que no lo ponemos fácil. En casi ningún local de ocio nocturno se puede consumir una copa de vino como se hace frecuentemente en Norteamérica o en el Reino Unido. El conocimiento del vino no se adquiere en casa, hay que salir y probar. El reto es hacer que el vino sea algo divertido, fomentando eventos nocturnos donde se ofrezca, ya hay algunos actos en esta línea, los bodegueros lo están entendiendo pero aún falta complicidad por parte de los empresarios del ocio nocturno y de los hosteleros. La cultura del vino hay que entenderla para disfrutarla y es un mundo rico y complejo que hay que explicar. Hay pocas cosas más gratificantes que disfrutar de un momento relajado, en buena compañía y con una copa de vino.

Educar en el consumo responsable a la juventud es una tarea ardua. Esta muy arraigada la cultura del botellón entre nuestros jóvenes, la idea de colocarse rápido para divertirse será difícil de erradicar. El consumo de vino en exceso obviamente también tiene sus inconvenientes, pero sería estupendo que los jóvenes se reuniesen para cambiar los botellones-intoxicadores por botellones-cata como el que nos contaba Jaime I. Jiménez que ocurrió en el pasado Enofusión 2012.

Hay que trabajar también en la línea de informar de las ventajas que el consumo de vino tiene, si habitualmente no se es bebedor de vino, se puede aprovechar que se sale para disfrutar de los beneficios que el consumo moderado del vino aporta a la salud como antioxidante. Hay estudios que aseguran que el consumo moderado de vino reduce el riesgo de sufrir infartos y accidentes cardiovasculares, además de proteger contra el Alzheimer, hipertensión, cálculos renales y arterioesclerosis.

En cuanto a los valores calóricos una copa de vino aporta un tercio de las calorías de un combinado de ginebra, ron o whisky, como referencia 100 ml de vino tinto aportan 65 Kcal, frente a las 244 Kcal que aportan los mismos 100 ml de ron, whisky o ginebra, a los que habrá que sumar las que aporte el refresco con el que se combinen.

También el consumo moderado de vino en el ocio nocturno favorece el que las expectativas de la noche mejoren ya que según un reciente estudio llevado a cabo en la Italiana universidad de Florencia, relaciona el consumo moderado de vino con el aumento del deseo sexual.

En cualquier caso una botella de Champagne o Cava siempre es un recurso que ha de tenerse en cuenta y en algunos sitios todavía las sirven.

 

Enlaces del post:

http://www.conmuchagula.com/2012/01/28/enofusion-2012-cinco-catas-y-un-botellon/

http://blog.uvinum.es/8-beneficios-vino-tinto-salud-354226

http://blog.uvinum.es/vino-deseo-sexual-femenino-715848

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *